El Presidente habla del caso Odebrecht y anuncia Colombia Repunta, empujón a la economía del país.

 

Señor presidente, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, declaró que no existe prueba de recepción de dineros de la multinacional Odebrecht por parte de su campaña para la reelección en el 2014. ¿Usted cree que la prueba que la Fiscalía busca no será encontrada?

No la han encontrado y lo que me han dicho es que no la podrán encontrar porque no existe. El gerente de la campaña, Roberto Prieto, por iniciativa suya, propuso que no se recibiera ninguna contribución del sector privado y que la financiación fuera exclusivamente con la reposición de votos que ordena la ley. Así tengo entendido sucedió y así fue reportado al Consejo Nacional Electoral.

Si usted tiene total certeza de que en su campaña electoral del 2014 se cumplió plenamente la ley, ¿qué interés puede tener el exsenador Otto Bula al sostener que le entregó dinero?

Buena pregunta.

¿Qué sugiere esa respuesta suya?

Pues que hay que buscar a quién beneficia la mentira. Además, me dicen que ese individuo estaría involucrado en despojo de predios y que estaría en la mira de la agencia antidrogas de Estados Unidos, la DEA.

¿A su campaña no ingresó ningún recurso distinto al crédito que se obtuvo de Bancolombia para financiarla y que fue pagado con la reposición de votos?

Lo que siempre me han dicho y me han reiterado es que no.

¿Usted confía íntegramente en la pulcritud de quien era su gerente de campaña?

Conozco a Roberto Prieto y a su familia desde hace mucho tiempo. Roberto, en todos los años que ha trabajado conmigo, siempre me ha dado muestras de total honorabilidad y de rectitud. Confío plenamente en él y no tengo razones para dudar de su palabra.

¿Y confía también en la neutralidad con la que investigará su campaña el Consejo Nacional Electoral (CNE)?

Soy el más interesado en que el CNE haga una investigación seria y objetiva. Y que sus resultados se conozcan pronto. No tengo dudas de que así será. Algunos dicen que es infortunado que la investigación haya sido asumida por alguien que tiene vínculos estrechos con el exprocurador Ordóñez. Pienso lo contrario, que a nadie le quede duda, Yamid, como ha sucedido en el pasado, la verdad va a salir a flote, pero el daño ya está hecho.

Varios miembros de su gabinete han dicho que Odebrecht se debe ir totalmente del país. ¿Está de acuerdo? ¿Qué va a pasar con todas las obras en las que estaba comprometida Odebrecht y que ahora están suspendidas?

Aquí hay que actuar siempre defendiendo los intereses supremos del Estado. Hay que actuar con total firmeza y claridad contra la corrupción, y al mismo tiempo hay que buscar que las obras, que son de gran importancia para el país, no se paralicen. Por ejemplo, con el fallo del juez sobre la Ruta del Sol II, del viernes pasado, se procederá a liquidar el contrato y abrir una nueva licitación, y, en el entretanto, vamos a procurar que Invías siga la construcción de la carretera para que no se retrase la obra.

¿Cómo ve este año para el país?

El año pasado fue muy difícil. Tuvimos el peor Niño de la historia, que afectó la generación de energía y la producción de alimentos. Eso, sumado al paro de transportes, hizo que la inflación fuera más alta de lo que esperábamos, a pesar de ser inferior a la del 2015.

Hoy, el Niño ya pasó, firmamos y ratificamos la paz, estamos avanzando en su implementación, tenemos una reforma tributaria aprobada. Ya no hay incertidumbre. La inflación está bajando y vendrá una baja de las tasas de interés. Todo eso significa más consumo, más inversión, más empleo. O sea, más crecimiento.

La junta del Banco de la República es autónoma. Sin embargo ¿usted diría que las elevadas tasas de interés ya dieron resultado y recomendaría su rebaja?

Todo parece indicar que las condiciones están dadas para disminuir las tasas de interés.

¿La economía del país no está en riesgo de una desaceleración seria?

No. Por el contrario, pasamos el bache y ahora viene el repunte, fruto del trabajo del Gobierno durante estos años y que ahora podemos cosechar. Así como hicimos con el café, que pasó de una crisis severa en 2010 y, gracias a las decisiones que tomamos para aumentar la productividad, hoy tenemos una producción récord y precios elevados.

En el resto de la economía vamos a ver lo mismo. Nos quedan 500 días de grandes realizaciones. Las grandes inversiones que hemos hecho se verán este año: más autopistas, más viviendas construidas, más aulas escolares, más conexiones tecnológicas. Estas inversiones significan dos cosas: mejor calidad de vida para los colombianos y más empleo.

SUS COMENTARIOS SON IMPORTANTES

comentarios

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)